Parece que Miley Cyrus habría aceptado una oferta por 1 millón de dólares de la productora GameLink para dirigir una película porno con un total control creativo. La carta que fue enviada por GameLink